La acreditación de los hoteles como 100% renovables según García Buitrón, es “una clara ventaja comercial respecto a otros que no lo hacen; sobre todo cuando el hotelero quiere llegar a cierto tipo de clientes, especialmente viajeros del centro y norte de Europa, que están cada vez más concienciados con la huella ambiental que genera el establecimiento donde disfrutan de sus vacaciones”.

Vía Hosteltur